Mi barrio sueña

Entre junio y septiembre se desarrolló el Primer Encuentro Latino de Grafiti Social 2018, como parte de las acciones dirigidas a adolescentes y jóvenes del PRONAPRED, en Lomas del Carril, Temixco, Morelos. 


En dicho encuentro convergieron artistas del aerosol colombianos, Crew PDV (Bogotá) y los morelenses Crew Hard Colors.


Las actividades iniciaron con la visita de los grafiteros a la cancha Geranios, donde en los últimos seis años se ha trabajado un proyecto de tejido social y prevención de las violencias mediante el arte y la cultura. 


En este espacio público resiliente los artistas del aerosol compartieron experiencias sobre el grafiti como herramienta preventiva de las violencias en Colombia, mientras que los morelenses platicaron sobre su trabajo de talleres en esta colonia.


Después, la comunidad expresó lo que les gustaría ver en los murales-grafitis. Destacaba el interés de una historia que las y los niños  vieran al pasar por las calles y fuera motivo de orgullo para ellos.


Así surgió Mi barrio sueña, proyecto de intervención visual monumental en las calles contiguas al Parque Geranios, corazón del espacio público recuperado, el cual recoge los anhelos de una comunidad que hasta hace seis años tenía constantes enfrentamientos vecinales y escasa organización social, vivía entre espacios abandonados, sin atención a los grupos vulnerables ni actividades para sacar del ocio y del circulo de violencias a sus integrantes. Hoy, los cambios son evidentes.


Artistas locales, participantes de los talleres y el Crew PDV, diseñaron la intervención con dibujos y bocetos, acordando la paleta de color, organizándose en grupos y repartiéndose los espacios; más tarde se sumó la comunidad. Fueron las señoras, integrantes del comité vecinal Unidos Por Lomas del Carril y el Convive, quienes tocaron puertas, invitaron a vecinas y vecinos a participar, logrando el consenso en la segunda reunión cuando se presentó el proyecto final, el cual fue aceptado. 


De esta forma, el Corredor Mural Interactivo da inicio como un libro infantil, con la tapa ilustrada: La pared es una portada, con la leyenda Mi barrio sueña.


La barda surge del fondo de un callejón, un lugar otrora oscuro, poco amigable, ahora iluminado. La narrativa avanza sobre rejas y muros, hasta llegar donde un niño, con una especie de turbante en la cabeza, de donde sale una pequeña flama, se haya tendido leyendo un libro, el cual sostiene en su mano, mientras a su lado, un amigo imaginario, una especie de axólt-alebrije, lo acompaña sonriente. 


El axólt-alebrije se desvanece entre líneas, rombos y triángulos de colores pastel, entre rocas y cortinas de acero y avanzar varios metros hasta una esquina en la que, un adolescente con el mismo turbante, ahora sentado, dibuja a su amigo imaginario, el axólt-alebrije, mientras sostiene una libreta de dibujante y, sobre su cabeza, una llama fulgurante le ilumina el rostro. 


Y de nuevo, las texturas y los colores del axólt-alebrije se convierten en los guías que te llevan por la calle, en ambos frentes, pasando por tiendas, tortillerias, recauderías, para fundirse entre los tintes de una especie de carteles que enuncian la emoción pero también la pertenencia e identidad con su espacio: EL BARRIO INGENIA, EL BARRIO ES CHIDO.


Finalmente, en la fachada principal del parque, se encuentra el mismo personaje, ahora adulto, en sus manos sostiene un axólt-alebrije como su amigo imaginario, sólo que ahora él es confeccionador cartonero que logró sus sueños. Su alegría se escurre en colores naranjas y amarillos, lilas y morados, por las casas contiguas a la cancha.

Diseñamos cada intervención

 El tejido social debe entenderse en cinco dimensiones, las cuales, en su conjunto, conforman una realidad.  A partir del entendimiento de cada una, se desarrolla un plan de acción donde la interdisciplina, la sustentabilidad, la tranversalidad, la formación de equipos locales, los diagnósticos y la transparencia, aunado a la creatividad y la cultura de paz, son los elementos retejedores para transformar-se y con ello construir comunidad.